Encontrar el poema deseado

Me serpentea el aire por la espalda

 augurio de suave cadencia enardecida

del sol, que reverbera

y presto se cuela en el hogar

mientras las horas discurren

dejando el rastro de palabras

y la húmeda sensación de no ser más.

Sentada, ante la dulce espera

de encontrar  rimas perfectas,

asonante o consonante, qué más da,

 contando sílabas del infame poema

que no escribo, porque como agua

se diluye entre la manos,

mientras en la tierra brota

las flores que planté, en sementera.

Un rayo de sol sobre mi espalda

acaricia el quiebro de mi pelo

con el cuello –me dejo sorprender-

por el deseo, de ser otra, detener el tiempo

y no tornar jamás a lo habitual.

Por eso, el placer de encontrar la compañía

de sortilegios y verbos encendidos

me deja exhausta y feliz con el hallazgo

si de pronto, se ordenan los vocablos

y surge el poema  arrebolado

de inusitadas esperanzas en avío.

María Toca

Santander- 08-12-2018. 12,46

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.