Encontrar a la amiga

Archivare los silencios fundidos
entre espejos rotos y poemas frustrados
para dejar crecer nuevas esperanzas
y abolir las tristezas pasadas.

Caminaré por senderos pisados

con ardua paciencia truncada

de lejana alegría, vana esperanza,

de lo que ha de venir y no vino.

Colgada a mi  espalda me llevo

una enorme codicia, las iras frustradas

y los vicios que me procuré sin avío.

Con todo ello haré un hatillo

cerrado y fundido mientras reunidas,

cubiertas de moho y hastío,

 dejaré la carga al abrigo del río

por donde se diluyen las falsos prejuicios.

Cargada con ello,

subiré la empinada cuesta

que me ha de llevar en franco desafío

a buscar entre los telares

una vieja amiga, perdida entre

los escorzos, el moho y los años.

Hoy voy a dedicar el tiempo
a encontrar a una desconocida
que habita conmigo: mi alma

y luego, hallada, la arroparé

para que nunca jamás,

se pierda ella sola.

María Toca

Santander-17-11-2018. 12,01

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.