En el mismo sitio

Hoy visito el rincón,

donde  en  noches de tristuras trazadas

el bramido quebrado, rasgaba,

 el silencio aparente

mientras las olas seguían

 su camino, a romper contra el muelle,

dejando  un rumor sordo

de un baile indiferente.

Rasgaban el nocturno

aquelarre sombrío

el viento, y algún alma impenitente

que, tal como la mía,

clamaba contra el infierno.

Recuerdo cuando huía

de la casa, vencida,

por la antorcha encendida,

prendida de mi pecho,

 que nunca se  aplacaba.

Era dolor de ruina. Era ausencia,

era desgarro fiero

de una muy malquerencia.

Calzaba mis zapatos,

enhebraba mi suerte

y embozada en quejidos

de dolores; y en los labios

la amarga contractura

que mil gubias trazaron.

En los ojos, las sombras

y un velo bien cuajado

de lágrimas inertes.

Salía, en desespero,

aquejada de dolor incipiente,

luego, llegaba al dique

y sola, entre penumbra

le gritaba a la muerte.

Hoy, visito esos puentes,

contemplo el espigón calmado,

que resopla y emerge

de las olas, cautivo,

y recuerdo el tiempo

en que quebrada y viva,

clamaba aún por verte.

María Toca

Santander-3-12-2017. 17,09

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.