El recuerdo.

10429252_788065387901556_6785910510685581119_n

El recuerdo nos mece, a veces,

 como madre amantísima,

otras, con un garfio muy grande

que atenaza la frente,

 acosa y somete, como fiera enjaulada;

 luego, cuando se calma,

 se torna, camino que no pasa,

sendero escarpado, por donde horada

el paso y la simiente.

El recuerdo nos hace

a veces dóciles armas

en manos que envilecen,

por empuñar con sorna y con desprecio,

la nostalgia y la muerte;

otras en cambio, nos trae miel,

alforjas, y una lluvia muy clara

donde llegan los vientos

y se calman las suertes.

El recuerdo nos vibra

nos deja siempre en cueros

con la palma tendida

a rebufo del viento,

que nos reclama, vivo,

lo que el tiempo nos mata.

No quiero que mi recuerdo muera,

ni que se calme nunca,

que mantenga la herida,

que me duela, si pienso.

Y que luego, cuando pase el recuerdo,

tu luz, me calme,

me someta, a una quietud segura.

Santander 19-3-15. 16,02. 423 días sin ti pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.