El deseo©

255095_204963866208152_6668308_n

Los ojos se le van detrás de unas palabras que apresadas, expresan el deseo y la posesión. El sol acaricia la nuca y hace brotar una lenta parsimonia en el pelo. Es tiempo de cerezas y de vino, es tiempo de placer y destemplanza, tiempo ansiado. Deseado el momento de llegar a la casa,  abrirse al placer muy lentamente,  desasirse del mundo,  embarcarse en el lento camino de pasión, que él promete con una sonrisa, desde dentro.

 

Ella camina lenta, saboreando en su boca  de antemano el gusto dulce de encontrase pronto. En su mente cabalgando, el deseo por conocer todo lo que él calla, todo lo que él promete. Con mirada lasciva lo contempla, moja sus labios con la saliva fresca de una boca hambrienta, que desespera en el tiempo que le queda aún por verle. El sol reverbera en la ventana. El sofá presta su abrazo a los amantes, él reposa a la espera. Con mano trémula, ella, alarga los dedos hacia él, que se deja acariciar muy lentamente. Se cala las gafas, se arrellana en el sofá amable, le toma de la mano y suavemente, como se toca una rosa, va abriendo las páginas con ansia. El libro le devuelve la calma,  hace que su cuerpo se combe y la prisa se acabe. Afuera, en la calle, las sombras se irisan, el cielo se escarcha y lejos, en la bóveda celeste, camina una nube panzuda huyendo del descanso.561467_526299054082140_163444045_n

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.