Disimulo

silencio

En realidad, disimulo,

no estoy despierta, duermo,

ni río cuando río,

ni paseo, cuando ando.

En realidad, no suelo estar en nada.

Si miro al cielo, no es para ver las estrellas

ni contemplar la luna cuando sale,

tampoco contemplo el lento paso

de las nubes que nadan,

por la inmensa llanura reflejada.

En realidad, disimulo,

no estoy despierta, duermo,

ni río cuando río,

ni paseo, cuando parece que camino.

En realidad, no suelo estar en nada.

Si miro al cielo, no es para ver las estrellas

ni contemplar la luna cuando sale,

tampoco contemplo el lento paso

de las nubes que nadan,

por la inmensa llanura reflejada.

para que no se note

que no estoy viva,

tan solo lo parezco.

Abarqué con mis brazos

el muro que atraviesa

la vida, la colmena de los vivos,

para darme la vuelta

y cruzar, alegre, al otro lado.

Por eso, tan solo disimulo…

No lo vayas contando,

me guardas el secreto

y yo, a cambio,

te espero al otro lado.

Santander- 1-10-15. 21,55.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.