Desvaríos

Entre cansado y somnoliento

ido, perdido o encontrado,

hallé tu ojos color miel

sembrados  de rocío y primavera,

entre el estiércol y teas encendidas

de la decepción y la miseria.

Encontré en esa piel canela

la patria conocida, y no por eso

menos buscada. Y añorada

porque en ti fue la esperanza

y el amor por lo desconocido

causa efímera de pasión reconcentrada.

Ay amor, que tornas a desvuelta

del tiempo y su añoranza;

si yo fuera primavera y mi piel

no sellara con el estío su declive

y tú, hombre perdido,

entre los aires contenidos de mi falda.

Poeta de versos encendidos,

poeta maldito. Me lo dices

y te creo. Poeta de sienes sin avío

y vaivenes de tibias esperanzas.

Labraré con mis manos el destino

que buscan tus ojos en mis sienes

y siempre encontrarás mi desvarío

a poco que me busques

y yo te deje entrar en mi navío.

María Toca

Santander-07-07-2018. 1,31.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.