Como polvo pequeño

Convertirme en caricia impulsada por viento

que camine despacio por tu piel y tu pelo

revolotee apenas por tu cara y dejando muy quedo

tal que beso de sombra, un saludo en tu frente,

apenas sin aspaviento.

En polvo de camino, o en tierra de secano,

hoy quisiera, convertirme en tu mano

la que yergue el yunque y se levanta fiera

haciendo muescas  contra las soledades…

También quiero ser yerba que acompañe a tu cuerpo

cuando, despacio, se aposenta en el prado

que cultivamos juntos, allí, donde andábamos

cuando yo era carne y tú solo eras sueño.

Irme y volver despacio, convertida en suspiro,

en sombra, o en cimiento de  vida

y quedarme como polvo pequeño

cerca, muy cerca de tu casa y la mía.

 

Desintegrarme y ser partícula de miedo

luz guiando tus ojos y el soplo que te ruegue

el olvido y la magia de saberte lejano,

vivo, entero y con suerte.

María Toca

Santander-21-12-2018. 18,07.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.