Como entonces.

i (2)

Esta tarde estrellaba el sol su luz,

sobre mis ojos, como entonces,

en el cielo correteaban una nubes

que apenas jugaban a esconderse

 dejando su destello

sobre el mar que sutil, se estremecía.

Una música, un estallido de nostalgia

y un recuerdo, como entonces,

me dejó varada entre nostalgias enconadas

y tristuras, apenas,  recobradas.

Llegó el recuerdo, escapado y renuente

de una historia olvidada

vivida a contrapelo, como entonces,

cuando la vida se estrenaba en cada esquina

y el tiempo descubría los procesos

de la vida. Era entonces.

Y llegaba hasta mí, como un látigo

restallando en la memoria

solapando las esquinas de la vida,

como entonces, que la vivía

como se vive,  comenzando

la temprana comisión de la inocencia.

Entonces, era joven, alegre, aún creía

que, a golpes de impaciencia,

forjaría una vida con constancia

sin el esfuerzo de  aquilatarla

a golpes de vivencia

con argamasa de lágrimas y ausencias

cimentando los cimientos con errores

de esos que se pagan con presteza.

Esta tarde, cuando el sol calmaba mis espantos,

y la música sonaba en mis oídos, escuché,

como entonces, tus palabras:

“brillan tus ojos y verdean,

con la luz difusa de la tarde”.

Y yo creía que aquel amor estrenado

maduraría, sería refugio y argamasa

de la vida. Entonces, me creía

arropada y al socaire de la muerte.

¡Qué inocente!

Fíjate, lo que una sola canción

trae de vuelta, como si fuera un tren

varado en una estación cualquiera.

Santander-26-6-2016. 20,06

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.