Cambiarse,los recuerdos

Nublados, los recuerdos,

se guardan escondidos del tiempo,

calcinados, a base de mirarlos

y sentir que ya no son lo que eran,

esos viejos recuerdos.

Evocación, envuelta en oropeles

de nubes estrenadas, apiladas entre olas

de nostalgia, cubiertas de tristura

que hace de ellos llamada, a la melancolía.

 Esa vieja memoria ya no me pertenece.

Dejaron de ser míos, los recuerdos,

que se van desdibujando con el tiempo

hasta no dejar ni  ápice de aquella realidad estrangulada;

a base de cambiarla, por el dolor que lacera la carne

 y el alma afligida se recrea en fantasear,

con una realidad bastante herida.

Por eso, se los cambia a trompicones

de la verdad lesionada, que luego se solaza

con la imaginación que adorna la memoria

de ansias conocidas y atisbo de mentiras

que decora la realidad que yace destemplada

en el anaquel cubierto de polvo,

donde anidan los recuerdos,

vencidos y en destrozos.

Es mejor guardarlos entre olvidos

que dejar al alma atormentarse en el engaño

de no haber vivido, tal como se recuerda,

la vida encelada, envuelta de rabiosas nubes,

de malquerencia y apaños que cube el manto

de certezas tristes y olvidadas.

María Toca-

Santander- 18-04-2018.  16,27

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.