Cambiar el mundo

sabn

En el origen, cuando se es joven,

hay fuerza, brío,  impulso.

Crees que es posible mover el mundo,

cambiarlo, voltearlo,  darlo  vuelta.

Estás segura. Lo crees posible,

 tienes certezas. La seguridad

que con tus manos,

y un corazón,  enloquecido,

lo vas a hacer: Cambiar el mundo.

Te lo crees…

Estás segura.

Tienes vigor, la vida entera,

confianza,  futuro. Todo es tuyo.

Luego, la piel se quiebra

el pelo va clareando, las fuerzas fallan

el espíritu  queda huero,

y lentamente, vas perdiendo

 bagaje y esperanza.

Aún, te queda brío, un poco de ansia…

el cuerpo desatina,  va cansado

y el tiempo apremia.

El mundo sigue con su constancia

haciendo ruido, poblando sombras

sin dar la talla. Y tú contemplas

las manos yertas, el viento frío

a tu espalda…

Y te das cuenta que te haces vieja,

te faltan fuerzas;  te conformas

con tan solo provocar una sonrisa,

arrebatar el manto al desespero,

y evitar las sombras,

labrando con tiento una esperanza.

A veces, ni eso…

Santander-12-3-2016. 23,15, con cariño para Carlos Illarregui.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.