Callar e irse

10245472_768695733160918_6444645954370425916_n

Callada, callada y alejada

del mundo y la costumbre,

callada, mordiendo las palabras

metiéndolas adentro

para que no salga nada.

En silencio, muda, sin aliento

así debí quedarme,

sin nada que decir, callada,

exenta, casi sin aspaviento.

Debí sellar los labios

que  a veces se revelan

y cuentan, y se explican

incluso, a veces, gritan

lo que debe callarse

ocultarse, obviar

para seguir andando.

Se escapan los conceptos

saltan fuera vocablos;

eluden los barrotes

que los pongo. Se vuelan

hacia oídos umbríos

que no quieren oír nada.

Por eso,  me los sello

o me busco en la sombra

un lugar donde pueda

gritar sin tanto espanto.

Santander-27-4-2016. 11,42

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.