Árbol

arb

Me imagino, como un árbol varado

en medio del camino

transitado por  caminantes furtivos

que lo vadean, lo contemplan

y sienten, que  está bien enraizado,

aún, teniendo las ramas, que miran hacia el cielo.

Con el frío, muestra sus desnudeces

porque pierde el vestido;

sus hojas, se deshacen

formando limo espeso

y nutriendo el pequeño espacio

que cubre su paraje.

 Las ramas, se le quiebran, a veces,

forzadas por un viento

que las dobla, o las mece

dependiendo de la fuerza y del brío.

 Hay época, que se siente cubierto,

verdea, arremete con fuerza

el canto del estío,

otras, deja sus brazos yertos

a lomos de un destino.

Me gusta, sentirme  como un árbol,

al borde del camino,

dando sombra, cobijo,

o frescura en  canícula,

otras, leña que aviva

los hogares más fríos.

Santander-20-4-2016.  13,16

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.