Cansada, con paso lento

en parsimonia con el otoño

que recibo a cada momento en mi casa,

el alma llevo cansada y la marea

de espuma, sal y urdimbre que me agita

va también extenuada

sin aliento.

Se me arrastran los pies por la vereda,

piso  hojas marchitas, descompuestas

que alfombran la contigua senda

que se extiende por delante de mis ojos;

mis pies pesan,  me cuesta moverlos

al antojo de años que me esperan

callada, en silencio, a deshora

de saberme débil, muda y en derrota.

Son largos los trechos que decoran

el largo camino recorrido,

son amplios los montaraces riscos

que rebasé, apenas vi la luz

-entonces era joven- me decía

y labraba la derrota con audacia.

María Toca

Santander-10-02-2020. 19,33

 

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan Desmemoriados. Poesía: Contingencias
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.