¿A qué puerta llamar para que escuchen?

¿a qué misericordia me remito?

¿a qué Dios? ¿ a qué aquelarre  hoy le pido

compañía?, o al menos amparo

y que me guíe.

Será solo un grito en el vacío

o que me guarden mi cuerpo en su ausencia.

Una voz que grite en el desierto

que nadie oye, o si escuchan,

cierran al entendimiento  lo escuchado,

tan solo su interés llega a buen puerto,

lo demás se pudre en el infierno.

No hay suplica ni rezo que me nuble

ni hoguera o manta que me acalde

en el lugar impío donde habito.

Subiré los peldaños de la muerte

de la mano de la soledad y del olvido

luego, al fin, todo acaba

y mi cuerpo se hará polvo en el estío.

#MariaToca

Santander 26-5-2017. 21,42

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.