Ese mar, tan amigo, que estremeces

DSC_0269

Ese plomo que cae del cielo, herido,
ensalmo, compañero y acicate,
ese plomo, que dibuja un mar oscuro
me calma, estimula y estremece.
Lo contemplo entre heridas conocidas

unas veces, otras, a través

de lágrimas ardientes

o tan solo, padeciendo indiferencias

que se llevan el calor hacia poniente.

Cuando pesan los tiempos demasiado

y la sangre se escarcha con el frío

vuelvo la mirada a tu presente

y me cubres con tu ensalmo renuente.

Ese mar aplomado, evanescente

que ruge como fiera, encelado,

ese mar, le hice compañero

de cuitas, esperanzas y recelos.

A él, vuelvo los ojos caminando

cuando el peso del tiempo me devora,

su rumor  me acuna y enamora,

ese mar, tan amigo, que estremeces.

Mientras la bruma se pasea por mi vida

él, con mimo me acaricia, me calma

  y mitiga las viejas destemplanzas

mientras aleja los fantasmas, los fondea

los lleva lejos, detrás de la marea.

 

31-5-2016. 18,45. Hoy cumples la vida que no tienes. Hoy te nací, hoy me naciste.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.