1077258_729410007100428_2960057479269943276_o

A veces el desamparo y la soledad

mellan el tiempo, condenando

a un triste devenir, las horas en que vivo,

en las que voy andando,

sin pauta y con penuria

de lo que se quedó en el camino,

desgajado de un árbol que creció

sin forja y sin destino.

A veces las horas se cumplen

como condenas, hueras, vacías,

dejando el poso de la estática razón

en aras de un destino ineludible,

por vago, por impreciso;

y los sueños, se tornan,

de momento imprevisibles.

En momentos de desespero o sinrazón

torno los ojos, te miro y veo

que la calma cae, cual rocío

en un alma, que se seca,

o desespera, depende del momento

y sin ti, se quedaría sin razón

ni camino, ni pensamiento.

Por eso, casi siempre, vuelvo los ojos

contemplo tu retrato y rezo

a ese dios que convirtió el destino,

que vivimos separados,

por un cuerpo, un alma, un soplo de aire

apenas, nada.

Rezo, y oigo tu voz,

 me muestra las veredas

o me calma y me apacigua,

aunque solo sea un rato y sin motivo.

Santander 4-5-15. 16,30. 468días sin ti pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.